25

ESPACIOS ENRIQUECIDOS PARA APRENDER

Un niño que comienza su Jardin de Infantes este año, se graduará en la tercera década del siglo XXI

No se puede esperar que los niños aprendan habilidades del siglo XXI, en colegios edificados para los años 50. Necesitamos colegios diseñados para el éxito del siglo XXI

Cuando nos referimos a aprendizaje, tenemos que apelar a la imagen de niño/joven que tenemos. Gracias a los avances en las investigaciones de la neurociencia y de la ciencia del conocimiento, los educadores contamos con herramientas que nos acercan a reflexionar sobre qué espacios se requieren para aprender mejor.

El espacio como “tercer maestro”.

Loris Malaguzzi, desarrolla este concepto a partir de entender que los niños no nacen con un cerebro “tabla rasa” al que se llena de contenidos de aprendizaje, sino que sus mentes tienen ‘cien lenguajes, cien formas de escuchar, cien formas de cantar, de bailar, de expresarse, cien siempre cien…” Este gran pedagogo entra en diálogo con los grandes investigadores- como Howard Gardner de la Universidad de Harvard– y desarrolla la idea de entender al espacio como “tercer maestro” .

Estos espacios dejan atrás el modelo de “celdas y timbres”, de aulas separadas y aisladas entre sí, de bancos que miran a un pizarrón, de niños sentados en sillas en fila, para pasar a “ver, sentir y escuchar” –Susan Kovalik – espacios compatibles con el desarrollo de la mente.

En estos nuevos espacios observamos a los niños caminando, socializando, eligiendo, experimentando, trabajando en grupos o explorando un proyecto personal. Vemos a maestros que provocan y que se preocupan en armar materiales que abran oportunidades para el desafío y las preguntas esenciales.

“Lo que queremos ver es al niño en la búsqueda del conocimiento y no al conocimiento en la búsqueda del niño”. George Bernard Shaw.

26

Estos espacios son abiertos, adaptables a distintos estilos de aprendizajes; son interconectados –para que se trabaje en forma interdisciplinaria- y ofrecen múltiples formas de trabajo.

4

“Ambientes de descubrimiento” para proyectos multidisciplinarios: “Studio Creativo -como el de Leonardo- que utilizaba la ciencia y el arte para crear descubrimientos”

 

27Espacios con mesas altas, bajas en forma de “U” o en forma de “estrella” – para fomentar el trabajo colaborativo; mesas de luz y mesas de espejo para provocaciones y preguntas, sillas, sillones, poltronas –segun se necesiten para leer en forma relajada para disfrutar o para investigar un tema; computadoras diseminadas por los ambientes, y toda clase de materiales reciclables que provocan y desafían los intereses y la creatividad.

 

Las paredes de estos espacios “hablan”, hacen “visible lo invisible”.

28   29

“Me gusta hacer Ciencia en el Da Vinci Studio, porque averiguo como se van a mover las olas cuando hago surf y armo un Proyecto sobre el movimiento de mis piernas” Juana 3ro año, Godspell College.

Lo importante en estos espacios no es mostrar productos finales, sino procesos mentales …esos procesos que demuestran la maravilla del aprendizaje.

Espacios y emociones

Sentimientos de sorpresa y duda, emociones de alegría y empatía, y actitudes de respeto y colaboración son las riquezas que se observan en estos nuevos espacios.

Lugares de relación entre culturas: las culturas de los niños entre sí, de los niños con los adultos, de los adultos entere sí, de diferentes culturas, relaciones virtuales, todo tipo de encuentro creador” A Lopez Quintas.

30

Unidos en la convicción que el ambiente es el tercer maestro de nuestros niños podemos comenzar una nueva y vital misión: diseñar los colegios de hoy para el mundo de mañana.

5 6 7



Enviar un Comentario

Su Email no sera publicado.